El viaje a Argentina me abrió puertas inesperadas.

Primeramente descansar y contemplar. Estar sin hacer. Volver a la naturaleza y cambiar el frío por el calor.

Aterricé en Buenos Aires y al día siguiente ofrecía un Monográfico: TRANSOCEÁNICAS.

En plena capital argentina, nos adentrábamos en nuestras aguas, dejando que nuestra danza fuera pura limpieza. Una bendición de encuentro. Lleno de personas maravillosas. Hombres y mujeres que creen y crean en cada movimiento un acto sagrado.

De allí me fui un mes a descansar y a nutrirme de Sol y agua de río en las sierras cordobesas y en el norte de la Argentina.

Tiilcara me acogía en UBUNTU: un espacio de canto orgánico custodiado por Neus, Ale y Nur con su hermoso proyecto: Sembrando voces. Un auténtico regalo estar allá.

La música y el canto están hechos por y para el cuerpo 

Las sincronías y los encuentros seguían y entonces se dio el co-crear con Diego Pérez de www.naciónekeko.com.

Yo llevo años usando su música en mis sesiones y en la  TRIBU ECLÉCTICA, la sesión en el Celrá, previa antes de cruzar el charco, vino Naiara Arméndariz (PLANETARIAS) que  estaba sentada mirando cuando puse uno de los temas de nación Ekeko , su amigo. Ella hizó un videito y se lo envió a Diego y a él le encantó ver a 50 personas entregadas en danza a su mensaje.  Así que de repente estábamos conectados. Un par de wasaps y un ensayo de un día completo y cerraba mi viaje en Argentina con una Sesión de BailalaVida con Nación Ekeko. Un auténtico regalo co-crear con este hermoso hombre y recordar que venimos del mar y para amar.

TRANSOCEANICAS,

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies